El presidente del STJ participó de un conversatorio sobre el servicio de facilitadores judiciales

Paraguay | 

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Formosa, Guillermo Horacio Alucín participó del “Conversatorio sobre la experiencia de los Servicios de Facilitadores Judiciales y el acceso a la justicia”, organizado por la Corte Suprema de Justicia de la República del Paraguay y el Programa Interamericano de Facilitadores Judiciales (PIFJ) de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

El evento, que tuvo lugar este martes en la ciudad de Asunción, fue encabezado por el presidente de la República del Paraguay, Santiago Peña Palacios; el secretario General de la OEA, Luis Almagro Lemes; y el vicepresidente primero de la Corte Suprema de Justicia del Paraguay, Gustavo Santander Dans.
También asistieron el ministro de la CSJN de Paraguay, Eugenio Jiménez Rolón y el coordinador general de la OEA, Juan Carlos Roncal, además de autoridades de los tres Poderes del Estado e invitados especiales.
La actividad tuvo como finalidad dar a conocer la labor que realiza el PIFJ en la región, así como los resultados del trabajo realizado por los Servicios de Facilitadores Judiciales en el cumplimiento del derecho de acceso a la justicia y en el fomento de una cultura de paz.

La primera escucha

El doctor Alucín participó de este conversatorio especialmente invitado por la Corte Suprema de Justicia de la República del Paraguay y el Programa Interamericano de Facilitadores Judiciales de la Organización de los Estados Americanos (PIFJ/OEA) para brindar testimonio de los avances y beneficios que trabajo el Servicio de Facilitadores Judiciales para el Poder Judicial de formosa y las comunidades en las zonas más apartadas de los centros urbanos.
Durante su intervención en el panel “Importancia del acceso a la justicia y el papel de los facilitadores judiciales”, el ministro Alucín compartió con sus pares sobre la experiencia cultivada desde 2017 en la provincia de Formosa y puso en valor la tarea que llevan adelante los y las facilitadores judiciales en toda la región y, puntualmente, en la provincia de Formosa, al constituirse en la primera escucha que tiene la gente que se acerca con un problema. “Son la puerta de acceso y, sobre todo, llevan la Justicia donde la Justicia no llega, fundamentalmente a la gente más vulnerable y de menores recursos”, destacó el ministro del STJ, quien con estos conceptos resumió la figura de estos voluntarios de la comunidad y el impacto que tienen dentro de la Justicia y en los lugares donde intervienen, en zonas rurales, por ejemplo, donde no hay juzgados ni dependencia judiciales. “Son referentes y la primera escucha”, insistió.
El magistrado otorgó un valor fundamental a la capacitación que brinda el Poder Judicial, puntualmente los jueces de Paz, sin los cuales no podría llevarse adelante este servicio, y señaló que ante cada respuesta del Programa de Facilitadores se está descomprimiendo el sistema judicial, muchas veces saturado de causas, audiencias y otras diligencias. “Son el canal, la vía, el nexo para solucionar los problemas a la gente”, remarcó Alucín, quien agradeció el apoyo permanente de la OEA para seguir con las capacitaciones, convencidos de que a mayor preparación mejor será la labor, la guía y el asesoramiento que los y las facilitadores pueden ofrecer a su comunidad, expresando un especial reconocimiento por el respaldo e impulso permanente brindado por todos los ministros que integran el superior tribunal de justicia de Formosa, que de esta manera afianzan el Servicio de Facilitadores Judiciales, junto con la Inspectoría de la Justicia de Paz y el área específica a cargo del doctor Oscar Marcelo Paolisso y la coordinadora del programa, Ana Vallejos Caponio.
Tras señalar que el problema de la violencia no es exclusivo de la República del Paraguay, sino de toda Sudamérica, el doctor Alucín dijo haber recibido con tristeza la noticia de que Argentina decidió aislarse de la agenda 2030, decisión que le pareció sumamente desacertada.
“Por eso quiero pedir particularmente a la OEA y a todos los que conforman este programa de servicio, que no bajemos los brazos y hoy más que nunca, en medio de la crisis por la que estamos atravesando todos los países de la región, se necesita más que nunca de iniciativas como esta, sobre todo la gente de menores recursos que requiere ser escuchada, atendida y contenida”.
El doctor Alucín compartió este panel la vocal del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba, Aida Tarditti, los doctores Eugenio Jiménez Rolón y Gustavo Santander, ministros de la Corte Suprema de Justicia de Paraguay y Héctor Ricardo Echeverría Méndez, magistrado de la Corte Suprema de Justicia de Guatemala. La moderación de las intervenciones estuvo a cargo del coordinador General del PIFJ/OEA, Juan Carlos Roncal.

Apertura

En la apertura del evento hablaron el vicepresidente primera de la CSJ de Paraguay, Gustavo Santander Dans, el ministro de dicha Corte, Eugenio Jiménez Rolón y Luis Almagro Lemes, de la OEA.
Todos destacaron la tarea que se lleva adelante desde el Programa Interamericano de Facilitadores Judiciales, coincidieron en aunar esfuerzos para fortalecer y ampliar los alcances este servicio que ya cuenta entre sus miembros a 11 países, incluido Argentina, y está próximo a sumarse República Dominicana, a la par de mantenerse reuniones avanzadas con Ecuador y Chile. “El programa se ha consolidado a nivel regional como referente y modelo a seguir”, significaron.
Cabe recordar que el PIFJ es un programa ejecutado por la OEA que busca garantizar el acceso a la justicia en comunidades apartadas y promover una cultura de paz en la región.

Link de la noticia

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn